Fortaleza San Felipe en Puerto Plata

Hace algunas semanas atrás tuve el privilegio de ser invitada a una visita de prensa a la costa norte de la República Dominicana, no puedo describir con palabras la belleza que encierra ese lugar. Un mar azul único, el olor de las frutas frescas y un cielo tan cambiante que no cabe en este mundo.

Estar en Puerto Plata es sentir que el paraíso existe y todos los días pasa algo diferente.

Pero antes de continuar hablando de las maravillas turísticas de esta zona. Vamos a recorrer el pasado y repasar un poco de historia y geografía.

  • El almirante genovés Cristóbal Colón llegó a la isla la Hispaniola conocida por sus pobladores originales como Quisqueya, durante su primer viaje a América en 1492. Lo primero que construye es un asentamiento conocido como Fuerte de la Navidad con los restos del naufragio de la Santa María, que luego seria destruido por los taínos.
  • En enero de 1493 Colón llegó a lo que hoy se conoce con el nombre de bahía de Puerto Plata donde luego se levantó La Isabela, que es la primera ciudad del Nuevo Mundo.
  • La ciudad de Puerto Plata fué fundada en el 1502 por Nicolás de Ovando en el lugar escogido por Colón.

Nuestra primera parada en grupo fue en La Fortaleza de San Felipe, una edificación silente pero imponente que seguro continua guardando muchos secretos y que ha sido clave en el camino de la historia de la región. Esta joya de la arquitectura colonial está situada en una colina en la “Puntilla del Malecón” y tiene de fondo al pico Isabel de Torres.

El paseo resultó sencillamente educativo y maravilloso, seguido nos refrescamos con agua de coco bajo un sol brillante. La familia Limoncillo como cariñosamente nos llamamos los que estábamos en el grupo no parabamos de tomar fotos y de disfrutar ese encuentro con la cultura dominicana.

El Morro de San Felipe, como también se le conoce es el único testigo de la ciudad del siglo XVI. Esta edificación fue construida en piedra por ordenes del rey de la corona española Felipe II desde 1564 a 1577 y sirvió para proteger el área de los insistentes ataques de agresivos piratas y corsarios pero también fue prisión en varias ocasiones y allí estuvo Juan Pablo Duarte (1844, en el llamado Cubo de Mora, destinado a los presos más peligrosos)

Entre 1605 y 1606 fué desmantelada durante la despoblación y devastación de Bayajá, Yaguana, Montecristi y Puerto Plata ejecutada por el gobernador Antonio Osorio por recomendaciones que hizo a la realeza de Sevilla, el burócrata Baltazar López de Castro.

Recién iniciada la guerra de la Restauración, los españoles incendiaron la ciudad de Puerto Plata y se refugiaron en la Fortaleza San Felipe. En 1880, se ordenó su reparación durante el mandato del general Gregorio Luperón

 En 1975 el presidente Joaquín Balaguer ordena su restauración y hoy en día funciona como un museo donde se exhibe armas de guerra de la época de la colonia como cañones, revólveres, bayonetas, espadas, estribos para caballos, instrumentos de labranza, monedas y otros objetos valiosos.

Si viajas con niños a la Fortaleza es recomendable que estos estén acompañados por sus padres en todo momento, ya que existen algunos objetos con los que pudieran tropezarse además de algunos pasadizos donde hay que tener mucho cuidado.

Fuente: Algunos datos históricos fueron tomados de la revista turística de Puerto Plata.

Aclaratoria: Fui invitada a República Dominicana y mi opinión es honesta.

 

Temas relacionados

Comments

  1. Gracias por compartir un poco de la historia de mi pais. Nunca he ido a Puerto Plata pero me han dicho que es precioso. Wow, cuanta historia. Me alegro hayas disfrutado de tu visita.

Deja un comentario...

%d bloggers like this: